Las instalaciones

Nos encantaría poder dejar a nuestros gatos en la más absoluta libertad pero supondría un sinfín de peligros para ellos. Nuestra casa esta rodeada por un bosque, un lugar elegido por fanáticos que acuden regularmente a matar a animales indefensos en nombre del “deporte”. Cualquier cosa que se mueva está en la punta de mira de sus escopetas y no tienen reparo alguno en colocar cebos envenenados, con el único propósito de matar a cualquier felino que acecha a “sus” presas.

La solución ha sido la construcción de un “pueblo felino” que ocupa más de 150m2, justo detrás de la casa. Paso la mayor parte del día yendo y viniendo atendiendo a las necesidades físicas y afectivas de los gatos. Todas las hembras pasan largas temporadas en nuestra casa en grupos de 2 o 3 y todos los gatitos pasan sus primeros meses correteando bajo nuestros pies.

Las instalaciones constan de 6 unidades, todas ellas muy amplias y cada una con su propia casita equipada con muebles para jugar o descansar, camas elevadas, juguetes y todas las facilidades imaginables. Hay tres unidades para los machos; al lado hay zonas para acomodar a las hembras en celo para que, separadas por una rejilla, se establece un primer contacto. Los suelos son de baldosa para facilitar la limpieza e higiene y todas las instalaciones son cubiertas para proteger a los gatos del caluroso sol mediterráneo.

Cada unidad tiene electricidad que les aporta iluminación y calor ya que las noches del invierno mallorquín pueden ser frías; adicionalmente cuando hay camadas de gatitos o en caso de enfermedad les podemos dar un ambiente muy acogedor con la ayuda de una lámpara infrarrojo. En una de las unidades hemos instalado una cocina con agua caliente y fría, armarios y nevera. Aquí preparamos las comidas, fregamos los platos y bañamos los gatos antes de las exposiciones.

Somos exigentes a la hora de imponer normas de higiene y limpieza para reducir cualquier riesgo de enfermedad o infección. Se limpia cada casa cada día y una vez por semana Philip me ayuda a hacer una limpieza a fondo, sacando todos los muebles para desinfectar todas las instalaciones. Las bandejas de arena higiénica se limpian dos veces al día con los utensilios propios de cada casa y todos artículos de limpieza, (escobas, fregonas, recogedores etc. etc.) son específicos para cada casa, evitando así cualquier posible contagio. Cuando veo a nuestros visitantes sentados en el suelo jugando con los gatos me complace saber que lo hacen porque confían plenamente en nuestra escrupulosa limpieza.


| Inicio | Las instalaciones | Los Burmeses | Los Burmillas |
| Los Bengals | Las Crías | Contactarnos |
| English |

Copyright © 2004-2016 Bellabonny. Todos los derechos reservados.